Poemitas del que perdió su silla

  Para la guerra La poesía tiene su Soldado: el poeta; Para el poeta la guerra Es la poesía en que cae.     Una barquita en Un mar tempestuoso que La tierra espera, Que la nada llama; alma es Barca, mar, tierra y nada.       Como se mueve el Barco se mueve…

Anuncios

Cuerpo y hoja

            Mi cuerpo es del mismo papel que esta hoja. También alguien escribe en los renglones Torcidos de mi arrugas montones De erratas y sinsentidos; congoja   De lo que pudo haber sido se aloja En cada caracter, frustrados sones De canción desafinada, jirones De ropa vieja que solo se…

Poemitas del que perdió su silla

Los barcos siguen Arriba y abajo sus Mares llorando.     Como a cabalgar Cielos salimos al mar Los marineros.   Como niños mis Dedos cantan sin por qué Entre la arena.     La muerte vive Hinchada de vida, la Vida de muertes.       La vida es una Excusa para morir, Dice…

Poemitas del que perdió su silla

Detrás de toda Poesía un niño juega y Medita un viejo.   La brisa agita La cortina ah! No hay más que Ver cómo lo hace.     Un barco sale a Navegar con la muerte El mar que añora.     Somos olvido Que vive y recuerdo que Se va muriendo.     El…

Ping-pong de poemas “según Ramakrishna”

34. No importa dónde vivas, No importa lo que hagas, No importa cómo, Busca a la Madre Misericordiosa Siempre y en cada momento, Que Ella te alzará como a un niño Allí donde estés.       35. Yo digo que la poesía es mi Todo, Solo así todo tiene sentido, Y el sentido es…

Un burro filosofando solo en el camino

    Vine a rumiar mis verdades Qué importa cómo Con originalidades Se fue el palomo.   Mentiras originales Yo no las quiero Prefiero unos pocos males A un vertedero.   A la larga me haré un favor Después de todo, Si a la corta dejo un sabor Tan incomodo.   Que otros hagan su…

    Para escribir

            Para escribir es bueno escribir de a dos: El alma y uno; la palabra exacta Viene solo después, que nadie pacta Un contrato previo con su propia voz.   Mucho antes que yo, tú y él, somos vos, Porque uno es antes plural, ¿Quién se jacta De contar cuando…

Poemitas del que perdió su silla

Tanto desiertos Como espejos invitan Al mismo éxodo. El yo es la última Metáfora que con la Muerte se apaga. Siempre una parte Nuestra entra y no sale de La pesadilla. Los infiernos de Diferenciarse gustan, Por eso hay puertas. Sueño, vigilia, Vigilia, sueño, no hay más Vagones? Qué tren! Insomnio: poco a Poco soy…

Soy el trompeta…

¡Soy el trompeta Tú, soy el trompeta! Tengo mil notas, una por vez, rengo De acordes si no es con el viento, tengo Graves timbales en esta maleta Pequeña que llevo. Tengo la grieta Fatal del muro de Jericó, vengo Con silvanos, ninguno de abolengo, A vibrar de la boquilla la teta, A sacar con…